El envejecimiento forma parte del ciclo de la vida, cuando un perro envejece, empieza a tener menos energía y comienza a perder agudeza visual y auditiva. Además, con el paso de los años, nuestros compañeros peludos tienden a desarrollar problemas articulares, renales y digestivos.  

Adaptando los cuidados de tu peludito a su edad le ayudarás a mejorar su salud y alargar su esperanza de vida. Primero debes tener en cuenta que la edad de un perro senior varía según la raza y los rasgos específicos . Sin embargo, tu peludito te puede ayudar a identificar cuando se esté haciendo mayor. 

Ejemplo:

  • Empiezan a aparecer canas en las patas y el hocico. 
  • Se vuelven más tranquilos, dependientes y afectuosos. 
  • Sus facultades auditivas, olfativas y visuales se empiezan a deteriorar. 

4 tips esenciales:

  • Aumenta las revisiones veterinarias.
  • Adapta sus sesiones de ejercicios.
  • Acondiciona su entorno.
  • Cuida muy bien su alimentación.
  • Pasa un buen tiempo de calidad con tu peludito.

Los veterinarios expertos en nutrición canina crearán un pienso personalizado para tu peludo, con una fórmula adaptada a sus características y patologías específicas.