Todo minino llega a la casa a llenarla de felicidad, brindarle un nuevo hogar a un animalito cambiará la vida de ambos completamente.¿Estás listo para recibir cariño y compañía? Hay muchos beneficios de por qué es bueno tener un gato como mascota, aquí algunos. 

Al adoptar un gato le estarás dando una nueva oportunidad, un hogar en el cual será cuidado y estará protegido. La satisfacción de cambiar la vida de un animal es un sentimiento como ningún otro. Además, los gatos son limpios e independientes, ellos son los animales domésticos que más cuidan su higiene personal. Una cuarta parte de su tiempo despiertos lo dedican a su aseo, el cual realizan pasando su lengua por todo el cuerpo varias veces. A diferencia de los perros, es mucho más fácil entrenar a un gato a hacer sus necesidades en el lugar correcto, ya que los gatos nacen sabiendo usar el arenero como parte de su instinto.  

Por otro lado, los mininos ayudan a reducir el estrés, según algunos estudios, los gatos pueden producir vibraciones de entre 20 y 140 hercios, frecuencia que ayuda a reducir el estrés. Además, acariciarlos ayuda a reducir los niveles de cortisol, la hormona del estrés. 

Estos tiernos animales ayudan al sistema inmunológico, pueden llegar a traer múltiples beneficios a los niños especialmente si crecen con ellos. 

Controlador de plagas

Al ser mamíferos carnívoros, los gatos tienen un fuerte instinto de cacería. Es por esto que su simple presencia mantendrá a los roedores alejados de tu hogar. Su algún ratón desea aventurarse a tu hogar, tu gato pondrá su instinto en práctica y fácilmente logrará deshacerse de este invitado no deseado. 

Su ronroneo es sanador

Todos conocemos el ronroneo de un gato, que muchas veces es interpretado únicamente como un medio de comunicación en la especie. Pero estudios apuntan a que puede hacer mucho más que esto.  De acuerdo a un estudio realizado por la Universidad de California, el ronroneo es una herramienta que los gatos utilizan como método de auto-sanación, ya que su vibración mejora el estado y recuperación de huesos, tendones y músculos. 

Por último, tendrás un fiel compañero. Tener un gato es tener un compañero que estará ahí siempre, en las buenas y en las malas. Adoptar te dará un amigo con el que podrás compartir aventuras y vivir increíbles momentos. 

¿Estás listo para adoptar a tu minino?