Si tienes un peludito felino o estás pensando en traer uno a casa, debes saber que usualmente son criaturas misteriosas que se comunican sutilmente contigo y con otros animales. El lenguaje corporal de los gatos es un poco más complejo de descifrar que el de los perros y cada comportamiento tiene una explicación. Por eso, aquí te dejamos algunos trucos para comprender qué trata de decirte el tuyo: 

¿Cuándo tiene miedo?

Si tu gatito se queda inmóvil, tiene las orejas hacia arriba, solo mueve sus ojos y tiene sus pupilas redondas y grandes significa que se siente asustado. También puedes darte cuenta si se eriza y se encorva. 

¿Cuándo está feliz?

¿Has notado que tu peludito en algunas ocasiones comienza a amasar objetos? Esto se debe a que los felinos bebés amasan la barriguita de su mamá para producir más leche y reforzar su vínculo afectivo, por eso cuando el tuyo lo hace, se traduce en una señal de satisfacción y felicidad, ya que esto le trae recuerdos de cuando era un bebé y era feliz con su mamá.

Otra señal de felicidad es su ronroneo. Aunque aún no es preciso por qué los gatos emiten este peculiar sonido, usualmente es asociado con un estado de relajo y satisfacción. 

¿Cuándo prefiere estar solo?

Si te acercas a tu gatito y este está acostado y gruñendo, es mejor que retrocedas y le des su espacio. Intenta decirte que quiere estar solo y no quiere ser molestado.

¿Cuándo te necesita?

Los gatos no maúllan para comunicarse con otros gatos, esto lo hacen a través del tacto, el lenguaje corporal y el olfato, así que cuando emite este sonido significa que quiere decirte algo que puede ir desde pedirte comida o que lo acaricies hasta dejarte saber que le duele algo. Mantente muy atento al tono, ya que este varía de acuerdo con lo que quiera expresarte. 

¿Cuándo quiere que lo acaricies?

Estos animales son expertos en llamar la atención, por eso si quieren que los acaricies maullarán, se acercarán a ti, pasarán delante de ti todo el tiempo y buscarán cualquier manera de hacerte saber que quieren ser acariciados. 

Normalmente se dejan mimar por períodos de tiempo muy cortos, sin embargo, hay gatitos que lo disfrutan tanto que se pueden quedar a tu lado por horas. Lo importante es que reconozcas que cuando se esconde, debes darle su espacio y esperar a que vuelva a ti cuando esté más calmado. 

¡Ya tienes unos pequeños trucos para comunicarte mejor con tu mascota! Aprovéchalos y notarás cómo tu relación con tu amigo felino mejora mucho más.