Hay alimentos prohibidos para tu peludito, ya que pueden ocasionar vómito, diarrea u otras enfermedades. Recuerda que la gravedad dependerá de la cantidad que ingiera. Hay ingredientes que son tóxicos y otros que les puedes brindar a tu gato, no olvides que son carnívoros y su alimentación debe ser a base de carne, acompañada de pequeñas porciones de otros alimentos, así obtienen la cantidad adecuada de proteínas, vitaminas, minerales y carbohidratos.

Para evitar provocarle un verdadero problema de salud o un malestar estomacal, te recomendamos leer esta lista de comidas no recomendadas:

– Tocineta, mantequilla o alimentos grasos. Estos pueden provocar pancreatitis.

– Alimentos azucarados, no pueden metabolizarlos.

– Cebolla o ajo. Pueden provocar vómito y diarrea.

– Uvas y pasas, consumidas en grandes cantidades dañan el sistema renal.

– Plátanos (en gran cantidad le pueden caer pesado).

– Leche. Es posible que tu peludito no tolere la lactosa y le provoque vómito o diarrea.

– Carne o pescados crudos, pueden estar infectados por parásitos.

– Embutidos, ya que tienen un alto contenido de sal.

– Cítricos como el limón o la naranja. Causan malestar estomacal. 

– Vísceras de pescado. Si es dado con frecuencia puede destruir los depósitos de vitamina B1 de tu gatito.

– Huevos crudos. Pueden dar parásitos.

Alimentos altamente peligrosos para tu gato:

– Frutos secos, como nueces. Pueden generar una intoxicación.

– Semillas. Pueden ser tóxicas.

– Huesos y espinas de carne o pescado.

– Chocolate. Contiene teobromina, la cual puede provocarles vómito y diarrea.

– Café. La cafeína es tóxica para los gatos y afecta el ritmo cardíaco y neurológico.

– Alcohol. No lo pueden metabolizar de manera correcta y es altamente tóxico.

– Sal. Afecta sus riñones.

Si tu peludito consume en algún momento cualquiera de estos alimentos, llama al veterinario. No olvides que algunas de las comidas mencionadas solo son peligrosas si son consumidas en grandes cantidades.