SKU: 4007221046301

Seresto Collar (Pequeños)

$ 134.600

Hasta 8kg

Descripción

En perros y gatos para la prevención y tratamiento de la infestación por pulgas (Ctenocephalides felis, canis y Pulex irritans) durante 8 meses continuos. Coadyuvante en el tratamiento de la dermatitis alérgica por picadura de pulgas (DAPP). Protege el entorno inmediato del animal al inhibir el desarrollo ambiental de larvas de pulgas. En perros y gatos para el tratamiento y control de infestaciones por garrapatas Ixodes ricinus, Rhipicephalus sanguineus y Dermacentor reticulatus, piojos picadores/masticadores (Trichodectes canis y linognathus setosus) y el Ácaro causante de la sarna sarcóptica producida por Sarcoptes scabiei.

SERESTO® reduce el riesgo de contraer infestaciones por los patógenos que causan las enfermedades transmitidas por vectores (VBD – Vector Borne Diseases), incluyendo Babesiosis (Babesia canis y Babesia vogeli), Erliquiosis (Ehrlichia canis), Borreliosis (Borrelia burgdorferi s.l.), Anaplasmosis (Anaplasma phagocytophilum y Anaplasma platys), Dipilidiosis (Dipylidium caninum) y Leishmaniosis (Leishmania spp).

Observaciones: No usar en gatitos menores de 9 semanas y cachorros menores de 7 semanas. No usar en caso de hipersensibilidad a las sustancias activas o algún excipiente.

Modo de empleo: Preferiblemente, el collar debe colocarse antes del inicio de la temporada de pulgas o garrapatas. La eficacia contra las pulgas comienza a partir de las 24 horas después de la colocación del collar. Protege el entorno inmediato del animal al inhibir el desarrollo de larvas de pulga durante 8 meses. Es eficaz contra larvas, ninfas y garrapatas adultas. Las garrapatas presentes en el perro o el gato antes del tratamiento pueden no morir en las primeras 48 horas después de la colocación del collar, por lo que podrían permanecer adheridas y visibles. Por lo tanto, se recomienda retirar las garrapatas existentes en el perro y el gato previo a la colocación del collar. La prevención de nuevas infestaciones por garrapatas se inicia durante los dos primeros días después de la colocación del collar.