Cuando vamos al baño nos gusta tener privacidad. Sin embargo, si tenemos mascota, a veces eso es algo complicado. ¡A todos nos ha pasado, especialmente si tenemos felinos en casa! 

Que tu gato te siga hasta el baño y se cuele dentro cuando estás en él puede resultar algo entre incómodo y gracioso. Que dos ojos nos miran fijamente mientras hacemos nuestras necesidades no suele ser la situación más ideal. Sin embargo, a veces tu  gato te sigue al baño y al entrar te ignora por completo. Entonces, ¿por qué viene detrás de ti?

Aquí algunos motivos:

  • Quiere tu compañía: Quizás tu gato te siga por casa porque eres una persona que pasa mucho tiempo fuera de ella y tu mascota te echa de menos y valora tu compañía.
  • Quiere beber: Te puede seguir al baño para que cuando abras el agua del lavamanos o la ducha pueda beber. 
  • Quiere divertirse: El baño es un lugar de la casa con objetos completamente diferentes a los que suele haber en el resto del hogar. ¡Todo un paraíso para los gatos!
  • Desea buscar un lugar fresco: El baño es una de las estancias más frescas de la casa. Además, uno de los comportamientos más extraños de los gatos es dormir en el lavamanos cuando hace mucho calor, ya que el mármol frío les ayuda a refrescar su cuerpo.
  • Tiene miedo: Cuando un felino tiene miedo buscará un refugio donde se sienta tranquilo. Ese refugio puede ser el baño y por eso se colará cuando tú entres en él.

El gato tiene una necesidad: Si a tu mascota le falta algo para ser feliz, es probable que te lo reclame persiguiéndote. En este caso hablamos de seguirte hasta el baño, pero puede que lo haga por toda la casa hasta que le ayudes.