Diciembre es una época de felicidad, festividades y unión familiar. No es un secreto para nadie que durante este mes, especialmente en la ciudad de Medellín, la pólvora es uno de los infaltables para celebrar. Los humanos parecemos disfrutar su esplendor y ruido, pero ¿qué hay de nuestros peluditos?

Los animales a diferencia de nosotros le temen a la pólvora por varias razones:

  1. Tienen un oído más agudo y definido. Por esta razón perciben el ruido mucho más intensamente que las personas. Se dice que nuestros peluditos soportan 85 decibeles en promedio y la pólvora llega hasta 200, así que puedes imaginarte qué tan molesta resulta para ellos.
  1. Su vista se afecta debido a la fluorescencia de las luces y el olor de la pólvora altera su sentido del olfato.
  1. Los animales tienen un pelaje sensible que puede ser más propenso a quemaduras y otras heridas.
  1. Si tu peludito experimenta una ansiedad extrema a este evento, puede presentar síntomas como taquicardia, salivación, problemas respiratorios y temblores. Todos estos son producto del estrés que le producen los ruidos fuertes.
  1. Su comportamiento también se altera. En algunas ocasiones tu mascota puede tornarse agresiva con objetos o incluso personas debido al miedo que siente.
  1. Su apetito se ve afectado. Es común que deje de comer por días y ladre o maúlle más seguido y fuerte. Tu peludito también puede comenzar a realizar sus necesidades en lugares que no le permites. 

Seguramente te estarás preguntando qué debes hacer para prevenir que todo lo anterior suceda. Aquí te dejamos algunas recomendaciones que pueden funcionarte:

  • Pon música o prende el televisor. El ruido los distraerá. 
  • Procura estar con ellos en un lugar donde no llegue mucho el ruido.
  • Abrázalos y no les pongas bozales o collares. No se sentirán mejor. 
  • Ten mucha paciencia, es un momento muy difícil para tus mascotas, así que trata de ser lo más comprensivo posible.