¿Has notado que cuando tu minino demuestra su amor a través de besos, su lengua tiene una textura que no es precisamente suave? ¿Te has preguntado por qué la de un felino es así y la de los perros no?

La respuesta te puede sorprender. La lengua de los gatos es áspera porque consta de cientos de papilas de queratina con forma de pequeñas agujas o espinas.

Sabiendo esto es normal que el tacto de ese lametazo sea bastante rugoso, ¿no? Eso sí, debes tener en cuenta que ese beso es una de las maneras que tienen los gatos de demostrar su amor. ¡Siéntete feliz!

Específicamente, las papilas felinas que te hemos comentado le permiten al animal:

  • Limpiarse.
  • Alimentarse.
  • Beber agua.

En cuanto a la limpieza, al pasar la lengua por su pelaje, esas agujitas le permiten retirar suciedad superficial y pelos muertos. Eso sí, dado que son muy constantes con su acicalamiento, es importante ofrecer malta para gatos a la mascota y evitar así la formación de bolas de pelo en su estómago.

Sobre la alimentación hay que decir que las papilas, además de permitirles saborear la comida, por su forma les ayudan a comer mejor, retirando carne de hueso en caso de alimentarse de las presas que cazan.

¿Lo sabías?