¿Tu peludito es de los que ama quedarse horas mirando por la venta, observando lo que sucede en el exterior? Lo vemos muy común, pero te has preguntado por qué lo hacen. 

Lo cierto es que los perros tienen buenas razones para amar este hobby.Y la verdad es que esto tiene beneficios para ellos.

Aquí te contamos algunas razones: 

Estimulación olfativa: Como sabéis, el olfato es el sentido más desarrollado de los perros. Si la ventana de tu casa está entreabierta, a través de ella le llegarán a tu mascota diferentes olores que favorecerán su estimulación.

Les entretiene: Pasar tiempo observando lo que pasa fuera es un entretenimiento mental para ellos, lo cual favorece su bienestar. Sin duda es una manera muy económica de combatir el aburrimiento canino.

Toman el sol: En los días fríos, pero en los que brilla el sol, estar cerca de una ventana que deje pasar los rayos será muy positivo para tu peludo.

A estos les gusta descansar al calorcito, además de que recibir esa luz es muy saludable para ellos, ya que proporciona vitamina D, esencial para que el organismo funcione de manera correcta. Además, la luz solar también ayuda a segregar serotonina, la cual mejora el ánimo.

Vigilar el territorio: Otra de las razones por las que a los perros les gusta mirar por la ventana es porque esto les permite mantener el control sobre lo que consideran su territorio.

Solo recuerda que cada ventana debe ser un espacio seguro para esta actividad.