Dato curioso: los perros tienen unas 40 veces más desarrollado el sentido del olfato que los humanos. Es por esto que debemos tener un cuidado especial con los olores en nuestro entorno. Alguno de estos pueden provocar desde molestias o irritaciones en nuestros peluditos.

¿Tienes idea cuáles pueden ser algunos de estos olores? Aquí te contamos.

Perfumes: Los perfumes, además de ser un aroma excesivamente fuerte para ellos, actúan como sustituto de nuestro olor corporal, por lo que no nos pueden identificar de forma normal.

Vinagre: Este producto, ideal para evitar que los perros se orinen en casa, debemos de utilizarlo con cuidado en nuestro hogar ya que nuestra mascota lo detesta.

Productos de limpieza: Nuestro perro sufre con estos olores, especialmente aquellos productos con cloro y amoniaco, y pueden irritar las vías respiratorias y el esófago.

Cítricos: Provocan irritación en las vías respiratorias del animal, causándoles una sensación muy molesta. 

Sin embargo, ten en cuenta que cada peludito es diferente, por esto debes fijarte en sus reacciones cuando estén cerca a esos olores para que así puedas protegerlos.