Una falta total de apetito en los perros es signo de anorexia. Pero ojo, no se trata de una enfermedad como tal, sino de un signo clínico que acompaña múltiples enfermedades. Es necesario realizar un diagnóstico preciso de la patología que la está causando, comenzar con un tratamiento específico y ofrecerle a nuestros perros una dieta más apetitosa para así tratar de incrementar su apetito e interés por la comida. 

¿Qué es la anorexia en los perros?

Esta consiste en una pérdida total del interés por la comida, o lo que es lo mismo, una falta total de apetito. La anorexia es un signo clínico común a múltiples patologías. Es decir, no se trata de una enfermedad en sí misma, sino de la manifestación de una enfermedad en concreto.

¿Cómo identificarlo?

Para saber si un perro verdaderamente está experimentando anorexia, es importante que diferenciemos este término de otros como la «hiporexia» y la «disrexia». La hiporexia consiste en una disminución parcial del apetito o un menor interés por la comida del habitual. La disrexia hace referencia a un “apetito caprichoso”, por el que el perro rechaza su comida habitual, pero ingiere otro tipo de alimentos.

Dicho lo anterior, sabremos que un perro sufre anorexia cuando no quiera comer absolutamente nada. En función del tiempo que lleve sin comer, se observará, también, una pérdida de peso más o menos notable.

¿Causas de la anorexia?

  • Fiebre
  • Estrés 
  • Patologías digestivas
  • Patologías hepatobiliares
  • Pancreatitis
  • Anemia
  • Tumores
  • Tratamientos quimioterápicos
  • Patologías endocrinas

Una vez tu peludito sea diagnosticado correctamente por su veterinario, se establecerá un tratamiento adecuado para su causa o patología específica. 

Remedios caseros:

Puedes ayudarle un poco brindándole comida húmeda, dieta casera e incrementando el porcentaje de grasa o proteína de los alimentos.