Si tienes un peludito felino bebé seguramente te has preguntado si es posible entrenarlo. La respuesta es sí. 

Aunque el carácter de esta especie es muy diferente a los caninos, es posible enseñarle algunos modales básicos, sin embargo, para lograrlo deberás tener mucha paciencia y saber comunicar lo que quieres de él o ella.Existen diferentes maneras de motivar a tu peludito felino a aprender lo que quieras enseñarle. Primero, ten cuenta que su manera de comportarse es muy diferente a la de los perros, así que no cometas el error de tratarlo como a uno. Aquí te dejamos unos tips para no morir en el intento de adiestrarlo:

  • Ten siempre la misma reacción: cada vez que tu peludito haga algo indebido reacciona con la misma palabra y el mismo tono de voz, así comenzará a entender que ha hecho algo malo.
    Así mismo, deberás regañar inmediatamente. Si esperas a hacerlo después, él o ella no entenderá por qué lo haces.
  • No lo hostigues: sabemos que un gato bebé puede ser una de las cosas más adorables que encontrarás en el mundo, pero lo mejor que puedes hacer es no acariciarlo y mimarlo en exceso, ya que esto en algunas ocasiones puede traer como consecuencia un carácter agresivo (aclaramos: no necesariamente en todos los casos).
    Cuando tu peludito quiera que lo acaricies, se acercará a ti y te ronronea sin que se lo pidas. Aprende a identificar esos momentos y comprende que la esencia de tu felino es esa. 
  • Premialo: a diferencia de los perros, los gatos te ven como un igual y no como un líder, así que es muy poco probable que haga algo solo para complacerte tal y como lo hacen los caninos. Si deseas enseñarle ciertas conductas específicas asegúrate de darle galletas o algún snack especial para él.
  • Comprale un rascador: no es un secreto que a los gatitos por naturaleza les gusta arañar, así que es importante que compres este objeto para evitar que dañe los muebles de tu casa. Cada vez que intente hacerlo en un sitio indebido, llévalo al rascador y dile que ahí debe hacerlo. Importante: ¡no olvides premiarlo cada vez que lo haga bien!
  •  Detén el hábito de morder: los gatos muerden a menudo, especialmente durante sus primeros meses de vida, ya que es su manera de explorar el mundo. Al principio puede ser algo inofensivo, pero luego puede convertirse en un hábito muy molesto y doloroso para ti. Así que te recomendamos que cuando tu gatito comience a morderte, pares de jugar con él y alejarte por unos minutos. Así comenzará a entender que no debe hacerlo.


Como ya te hemos dicho antes, lo más importante para educar a tu mascota es que seas paciente y que entiendas que es un proceso que conlleva tiempo. Aprende a comunicarte correctamente con ellos y nunca uses el maltrato físico como una herramienta de aprendizaje.