Es importante enseñarle a tu minino a usar su rascador, debes ubicarlo donde quieras que se afile las uñas. Asegúrate de dejarle premios o juguetes alrededor y así lograr llamar su atención para que suba a la plataforma. De igual forma, los juguetes que uses deben estar marcados con su olor, para evitar cualquier tipo de rechazo.  

Muchos de los felinos usan sus rascadores por iniciativa propia, sin embargo, puede no adaptarse fácilmente. 

Para asegurarte de que tu minino se acostumbre a él ten en cuenta los siguientes pasos:

  • Muéstrale cómo funciona: Puedes rascar varias veces al día sobre el rascador de forma que escuche bien cuando lo hagas y entienda lo que estás haciendo. 
  • Asegúrate de ubicarlo en el lugar perfecto: Localiza el sitio preferido de tu gato y ubícalo justo ahí, de esta forma, la próxima vez que vaya a ese lugar encuentre su nuevo lugar preferido. De igual manera, su olor quedará impregnado en el rascador.
  • Premialo cuando arañe el rascador: Es muy útil premiar a tu gatito, ya que entenderá que está haciendo lo correcto. Es un refuerzo positivo.
  • El rascador debe de estar en un sitio tranquilo: Al rascar, tu minino está estirando los músculos y liberando estrés, por lo que es una actividad rutinaria, por esto es ideal que esté en tranquilidad y paz.