Mascotas como equilibrio de vida.

Asumir con madurez y responsabilidad la decisión de tener una mascota por el resto de tu vida quizás pueda ser considerado como un acto de valentía. Estos seres hermosos y peludos que nos enternecen día a día con sus travesuras y narices mojadas requieren de cuidados especiales y de más atención de la que muchos podríamos llegar a considerar; es por esta razón que al elegir un compañero como este debemos ser conscientes de los cuidados y el amor que demandará este nuevo integrante de la familia. Lo que muchos desconocen es que una mascota influye positivamente en la vida de los seres humanos tanto a nivel psicológico, fisiológico y social.

Si somos observadores podríamos darnos cuenta como desde el momento cero la rutina a la que se estaba acostumbrado cambia por completo al recibirlos, el afán por acomodar su comida, su espacio para dormir y lo más importante poder hacer que ellos entiendan donde deben hacer sus necesidades, esto hablando puntualmente en el caso de los perros, sabemos que para el caso de los gatos vienen ya con un chip natural que les guía a su cajita de arena. Realmente son pocos los que se detienen a pensar en cómo la cotidianidad de la mascota cambia también, adaptarse a un nuevo espacio y personas, aunque su corazón es tan grande que donde sienten amor se conectan de inmediato, entendiendo ese espacio como hogar y familia.

Ahora bien empieza el proceso de crecimiento donde el vínculo se hace cada vez más fuerte y ahora tú entiendes como se te empieza a hacer casi imposible considerar tus días sin esta increíble compañía, tienen una rutina juntos, comparten los espacios y lo más importante, momentos donde se crea una conexión tan pura que tú puedes entender sus emociones y viceversa, ¿entiendes ahora lo trascendental de esta compañía? Las mascotas pueden entender cada uno de nuestros estados de ánimo por eso en muchas ocasiones es recomendable tener un peludito donde hay personas enfermas.

Como es de conocimiento de todos, actualmente la sociedad se encuentra en una época donde la interacción social se ha reducido en un 80% debido a problemas de sanidad pública, obligándonos a estar confinados en nuestros hogares por nuestro bien y el de los demás, para los que conviven con animales desde antes de esta calamidad será fácil entender lo indispensable que resulta contar esta incondicional compañía, quienes ayudan a hacer estos días complicados, de estrés y para muchos de incertidumbre más llevaderos, y en otros casos para quienes apenas están considerando la exploración de esta aventura los invitamos a conocer el amor más puro y bello.

La vida con una mascota será siempre más feliz.