Leer abre los ojos. Leer es un ejercicio intelectual, pero también un aprendizaje para el corazón. Leer nos permite recorrer caminos ajenos, comprender otras miradas, aprender y empatizar. Leer es una herramienta para construir un mundo más justo para todos, también para los animales, porque este mundo también es suyo y tienen el mismo derecho que nosotros a habitarlo y vivir en paz y felicidad.

Numerosos cuentos y libros juveniles o aptos para jóvenes tienen como protagonistas o partícipes a los animales. Es algo especialmente palpable en los cuentos. Los animales fascinan a los más pequeños, les atraen y sirven para contar todo tipo de historias y transmitir distintas enseñanzas.

Recomendaciones:

  1. Galgui de María José Rodríguez y Andrés Arcos
  2. Rady el gato enfermero de Satorino Fuchigami 
  3. Teo un cazador de sueños de Mireia Segarra y Olga Marsal 
  4. Gran Lobo Salvaje de René Escudié 
  5. Jack London Colmillo Blanco y La llamada de la selva 
  6. La divertidísima trilogía de Gerald Durrell Mi familia y otros animales  
  7. Los dioses mienten de Kaori Ozaki

¡Es hora de disfrutar y aprender juntos!