¿Tienes un gatito en tu familia?  Son independientes, cariñosos y algunos graciosos. Sus maullidos y sus locuras nos derriten de amor. 

Tener animales en casa es muy beneficioso para la salud. En el caso de los gatos, los estudios han demostrado que, además de mejorar la salud mental, ayudan a reforzar nuestro sistema inmunitario. Pero hay mucho por conocer sobre los mininos. Aquí te nombramos algunos datos curiosos que quizás no conozcas. 

  • Los gatos aparecieron en la Tierra antes que los perros y que muchos animales que han llegado a ser domesticados, pero han sido uno de los últimos en ser domesticados. 
  • Un gato adulto solo maúlla para comunicarse con los seres humanos.
  • En el Antiguo Egipto los gatos eran adorados y el rapto o la venta de estos animales podía ser penado con la muerte, pues su labor como cazadores de ratas era muy valorada.
  • Los bigotes de los gatos les sirven de indicador de espacio. Los usan para medir la distancia con otro objeto y orientarse. 
  • El cerebro de un gato se parece en un 90% al de un ser humano. Tenemos más similitudes con ellos que con los perros.
  • Los gatos tienen más memoria a largo plazo que los perros, sobre todo cuando aprenden algo haciéndolo. 
  • Los gatos sudan por sus patas.
  • Los gatos pueden saltar hasta 6 veces su longitud.