A diferencia del ojo humano, los ojos de los gatitos son mucho más potentes y pueden percibir a menudo cosas que nosotros no hacemos. Este sentido es uno de los más desarrollados en los peluditos felinos y por eso traen consigo un sin número de curiosidades y enigmas que tal vez te gustaría conocer. 

¿Estás listo para conocer un poco más a tu gatito?

  • Los gatos tienen una visión más nítida en la oscuridad, ya que su pupila se dilata lo suficiente para permitirles ver claramente con poca luz.
  • Pueden percibir algunos colores como el azul y el verde, además de los tonos amarillos, según algunas investigaciones. Sin embargo, es claro que no pueden percibirlos en tonos brillantes como nosotros.
  • Logran percibir fácilmente los movimientos rápidos pero los lentos no. Su instinto cazador y su genética les permite reaccionar ante movimientos rápidos, pero ver los lentos como si el objeto continuara quieto.
  • Los gatitos tienen más perímetro de visión que los humanos. Mientras nosotros tenemos una perspectiva de 180 grados, los felinos tienen 200, es decir que pueden ver un horizonte más amplio.

Otro aspecto bastante curioso en la visión gatuna es su cambio en las pupilas, ¿alguna vez te has preguntado por qué sucede esto?

Cuando hay luz, los peluditos felinos cierran su iris para conseguir más profundidad y definición en su vista, es aquí cuando percibes que tu mascota tiene sus pupilas en forma de “línea”.

Por otro lado, si no hay mucha luz en el ambiente, la pupila de tu gatito se torna redonda y grande para capturar la mayor cantidad de luz posible y ver mejor. También puedes observar esto cuando está estresado, emocionado o asustado… todo depende de su estado de ánimo.

Todos estos cambios son normales en sus ojos, sin embargo, debes mantenerte atento y supervisar que los ojos de tu peludito reaccionen ante diferentes estímulos. Si notas que esto no sucede, consulta con un veterinario ya que puede haber alguna enfermedad ocular detrás.