Las pulgas y garrapatas son parásitos comunes que pueden afectar la salud de los perros. La prevención es clave para mantener a tu mascota protegida. A continuación, te presento algunas medidas preventivas. 

Uso de productos antipulgas y garrapatas: Collares antipulgas: Son eficaces para repeler y matar pulgas y garrapatas. Asegúrate de elegir uno que se ajuste adecuadamente y sigue las instrucciones del fabricante.

Pipetas: Estas se aplican directamente en la piel del perro, generalmente en la parte posterior del cuello. Actúan como repelentes y también pueden matar las pulgas y garrapatas existentes. 

Tabletas antipulgas: Algunas tabletas matan pulgas y garrapatas en poco tiempo. Consulta con tu veterinario para obtener la recomendación adecuada para tu perro.

Mantén limpio el entorno: Aspira y lava la ropa de cama y las mantas regularmente para eliminar los huevos y las pulgas adultas.

Pasa la aspiradora por alfombras, sofás y otros muebles para eliminar pulgas y garrapatas que puedan estar presentes.

Recuerda limpiar los lugares donde tu perro pasa más tiempo, como su área de descanso y juguetes.

Controla el contacto con pulgas y garrapatas: Evita que tu perro frecuente áreas infestadas, como pastizales altos o zonas boscosas.

Examina a tu perro después de paseos al aire libre y retira cualquier pulga o garrapata que encuentres.

Considera el uso de repelentes naturales como aceites esenciales (consulta con tu veterinario antes de utilizarlos).

Consulta al veterinario: Pregunta a tu veterinario sobre los productos antipulgas y garrapatas más adecuados para tu perro, teniendo en cuenta su edad, tamaño y estado de salud.

Mantén al día las vacunas y desparasitaciones internas recomendadas por el veterinario, ya que esto ayuda a mantener el sistema inmunológico de tu perro fuerte y menos atractivo para los parásitos.