Los perros son compañeros leales que brindan afecto y lealtad. Sin embargo, la llegada de un bebé puede ser un momento de gran estrés para todos los involucrados. Porque la llegada de un bebé representa un gran cambio para toda la familia, y eso incluye a los perros. Pero, ¿cómo preparar a mi perro para la llegada de un bebé?

Si bien es cierto que la mayoría de los perros se llevan bien con los niños, es importante preparar a tu perro para la llegada del bebé, de manera que se sienta cómodo y seguro en su nuevo hogar.

  • Afianzar educación. Otra cosa importante es enseñarle a tu perro a obedecer órdenes básicas, como sentarse, quedarse quieto o venir cuando se le llama. Esto le ayudará a comportarse de manera adecuada cuando haya niños pequeños en la casa.

  • Muchas cosas nuevas. Lo primero que debes hacer es introducir poco a poco a tu perro a los objetos y sonidos que va a haber en tu casa cuando nazca el bebé. Por ejemplo, puedes empezar a dejar la cuna o el cochecito en lugares donde él pueda verlos y acostumbrarse a ellos.

  • Darle su propio rincón. También es recomendable que tu perro tenga un lugar seguro en tu casa donde pueda ir cuando se sienta abrumado o necesite un descanso. Esto le ayudará a sentirse más cómodo en su nuevo entorno.

  • Familiarizar a los sonidos. También es buena idea acostumbrarlo a los sonidos del bebé, como llorar o reír, para que no le sorprendan cuando nazca el niño.

  • Seguir dedicándole tiempo. Por último, es importante que le dediques un poco de tiempo a tu perro cada día, para que sepa que sigue siendo importante para ti. Aunque tu tiempo libre se reducirá un poco cuando nazca el bebé, es importante que siga recibiendo el amor y la atención que necesita.

  • Cambiar sus rutinas. Los cambios en la rutina son una parte inevitable de la llegada de un bebé. Es importante que tu perro se acostumbre a estos cambios antes de que llegue el bebé. Esto ayudará a que no se sienta tan perturbado cuando llegue el bebé y se produzcan más cambios.

  • Entrena a tu perro para que se acostumbre a los nuevos olores Los nuevos olores pueden ser muy estresantes para los perros. Puedes hacer esto rociando un pañuelo con una loción para bebés, leche materna y permitiendo que tu perro lo huela.