En blogs pasados hablamos sobre el funcionamiento de los cinco sentidos de los gatos, por eso, hoy queremos contarte un poco acerca de cómo los perros perciben el mundo a través de sus cinco sentidos:

Vista: Este sentido es superior a los humanos, aunque no es tan potente como el de los gatos. Los perritos son sensibles a los objetos en movimiento, por eso cuando les lanzamos algo son capaces de verlo, sin embargo, cuando dichos objetos están fijos, disminuyen su percepción. 

Los caninos son miopes por naturaleza, por eso es difícil para ellos ver un objeto con gran nitidez a larga distancia a menos que esté en movimiento. Adicionalmente, tienen una paleta de colores muy limitada y en general ven mejor durante la noche.

Olfato: Es su sentido más desarrollado, ya que lo utilizan para cazar, para orientarse, para comunicarse con los de su especie y seleccionar su alimento. Los perritos reconocen a sus dueños más fácil a través del olfato que de la vista. 

El olfato canino es superior al humano, ya que la mucosa olfativa cuenta con más centímetros y la zona cerebral que procesa los estímulos de este tipo es hasta 10 veces más grande que la del hombre. 

Gusto: Este sentido está altamente relacionado con el olfato, por eso es muy relativo. Curiosamente, las papilas gustativas de los perros no se saturan con facilidad y por eso pueden comer lo mismo todos los días, todo el día, si les gusta. Estos peluditos distinguen cinco sabores: salado, dulce, umami, ácido y amargo.

Oído: Los perros son capaces de percibir sonidos casi inaudibles para nosotros. Este sentido, al igual que casi todos, es mucho más avanzado que el de los humanos. Además, pueden distinguir unos sonidos de otros, por eso reconocen a sus dueños cuando los llaman a gran distancia.

Tacto: Este sentido es tal vez el más parecido al de los seres humanos. Los peluditos caninos pueden percibir el calor, el frío, objetos táctiles y sensaciones dolorosas.

Ahora que sabes cómo tu perrito percibe las cosas alrededor de sus sentidos, puedes darle diferentes estímulos que aborden sus sentidos de diferentes maneras.