De la misma manera que le puede suceder a las personas, la ceguera en perros también se da. No siempre, por supuesto, pero es una posibilidad que no se debe pasar por alto. Son varias las causas que pueden ocasionar esa pérdida de vista y no siempre se pueden evitar. Por ello, es importante tener en cuenta algunos consejos para vivir con un perro ciego y que esta característica afecte lo menos posible a la vida del animal.

La ceguera en perros

Entre las causas más habituales, se encuentran:

  • El glaucoma.
  • Las  cataratas.
  • Alteraciones en el nervio óptico.
  • Problemas en la córnea.
  • Problemas del cristalino.
  • Deterioro de la retina.

Hay ciertas razas de perros más propensas a padecer ceguera que otras, pero ninguna está exenta de sufrirla. 

Consejos para vivir con un perro ciego

Si detectas cualquier señal que pueda indicar una pérdida de visión en tu perro, lo normal es que acudas urgentemente al veterinario para que se le realice una revisión ocular. De esta manera se podrá determinar si es un motivo tratable y corregible o no lo es.

En caso de no ser así, debes tener en cuenta que los animales tienen una capacidad fascinante de adaptación a las adversidades y con un poco de ayuda por tu parte, tu mascota podrá vivir feliz.

1. No cambies los muebles de sitio

Si tu perro ha ido perdiendo visión, al mismo tiempo habrá ido creando un mapa mental y olfativo de tu hogar. Esto le ayudará a orientarse sin dificultad.

2. Evita los obstáculos

Por supuesto, es importante quitar o no dejar en su camino cualquier obstáculo que pueda entorpecer el paso. Especialmente, cuando se trate de llegar a lugares tan relevantes como su plato de agua y comida o su cama.

3. Protege elementos afilados y escaleras

Aquellos objetos afilados y peligrosos que puedan dañar a tu mascota deben ser protegidos.

Además, intenta poner barreras como las que se ponen a los niños pequeños en lo alto de las escaleras para evitar que el perro caiga por ellas.

4. La voz, la principal guía

El sonido es la principal guía del animal ciego cuando pierde la visión. Por ello, es necesario enseñar al perro a reconocer y a dejarse guiar por tu voz y la de los demás miembros de la familia.

5. Usa juguetes con sonido

A un perro ciego le gusta jugar como a cualquier otro. Por ello, jugar con él será esencial como en cualquier otro caso, la diferencia es que para sus actividades lo mejor siempre será optar por juguetes con sonido, que le faciliten el encontrarlo si se lo tiras o el ir a por ellos cuando los tengas en la mano.

Convivir con un perro ciego no es nada complicado, solamente hay que poner de nuestra parte y cuidar del peludito como se merece.