¿Le has sentido mal aliento a tu peludito? Es un problema bastante

frecuente, su origen suele ser el sarro y la inflamación de las encías.

Pueden haber muchas causas detrás de la halitosis canina, por lo que si

detectas que de la boca de tu perro emana un olor especialmente

desagradable, te recomendamos que acudas cuanto antes al veterinario

para descartar cualquier problema grave.


Causas del mal aliento:


El sarro:

Una de las consecuencias más habituales de la falta de higiene bucal es la

aparición de una placa formada por restos de comida, saliva y mucosa

bucal adherida a los dientes que, con el paso del tiempo, produce un

compuesto azufrado que provoca también el mal aliento en perros.


Enfermedades digestivas:

Algunos trastornos del aparato digestivo como la gastritis (inflamación de

la mucosa que recubre las paredes del estómago) o la esofagitis

(inflamación de la mucosa que reviste el esófago) también generan

halitosis.

Problemas de riñones:

La insuficiencia renal es otra complicación médica que puede llegar a

producir un aliento pútrido y ser una causa grave del mal aliento de tu

perro.


Tumores bucales:

Aunque se trate del problema menos frecuente, es importante señalar que

la presencia de tumores en la cavidad bucal es otra causa del mal aliento

canino.


¿Cómo quitar el mal aliento a un perro?

1. Cepillar sus dientes varias veces a la semana

2. Recurre a cepillos y dentífricos especiales para perros

3. Proporciónale alimento seco

4. Ofrécele pienso y premios con pirofosfatos

5. Utiliza en enjuagues para perros

6. Cómprale juguetes limpiadientes


Recuerda acudir siempre al veterinario de confianza.