Durante esta nueva época, donde muchos de nosotros nos mantenemos en casa con nuestro peludito, necesitamos ideas para compartir y disfrutar de este tiempo de la mejor manera posible. Con estos juegos olfativos, esperamos que puedan no solo tener tiempo de calidad, sino que les ayude a desestresarse y cansarse lo máximo posible.

  1. Olfatear nuevas aromas:

Es un juego básico pero importante para que tu peludito aprenda a percibir nuevos olores mientras juega. Primero debes elegir un alimento que no conozca y acércaselo para que lo huela. Te recomendamos usar frutas de olor intenso, puede ser un melocotón o piña. Así podrá comerlo sin ningún problema, tendrás toda su atención y podrá identificar olores con más intensidad. 

Este juego especialmente lo recomendamos en cachorros. 

  1. El cultivo 

Para este juego debes contar con un espacio, no muy grande, sin obstáculos. Vas a dejar un puñado de algún alimento que sea comestible, y deja pasar a tu peludito, cerrando la puerta y apagando la luz. Así se va orientar por el olfato, es el refuerzo perfecto para que su olfato no se desgaste cuando sea mayor. 

  1. El qué mano se esconde el premio:

Muchos de nosotros lo hemos jugado, ahora es el turno de tu peludito. Escoge el premio que más le guste y cierra los puños, pon ambas manos en tu espalda y llámalo. Una vez lo tengas al frente, muéstrale las dos opciones y deja q se acerque para olerlos. En caso de que no acierte la primera vez, abre la mano vacía y no lo recompenses y repite el juego.

¡Cuéntanos si acierta!

  1. Esconde el premio

Para este juego necesitarás comida con olores específicos. Debes esconder un pedazo en un rincón accesible para tu mascota. Luego, invítalo con algún comando, para que olfatee los alrededores hasta que encuentre su tesoro. Refuerza positivamente la búsqueda con mucho cariño y una vez lo encuentre, asegúrate de felicitarlo. 

  1. El trilero para perros

Necesitarás 3 vasos idénticos (te recomendamos que sea de plástico y agujerear el vaso para que el olor sea más intenso). Organiza premios debajo de uno de los vasos y muévelos con suavidad, una vez los tengas quietos, permítele a tu perro buscar hasta encontrar debajo de qué vaso está el premio. 

Una vez lo haya asimilado, podemos incluir otras formas, colores e incluso otros objetos, por ejemplo, una pelota pequeña. 

¿Te han parecido útiles?