Así vivamos con ellos y pensamos que los conocemos, hay muchos datos curiosos que quizás no sepamos. Aquí les explicaremos algunos datos curiosos que no muchos conocen. Los gatos son uno de nuestros compañeros de vida favoritos, y gracias a ello, cada vez es mayor el interés por conocer su comportamiento y entender su comunicación.

1. ¿Sabías que los gatos pueden hacer más de 100 vocalizaciones diferentes? 

Los gatos son capaces de producir casi 100 sonidos diferentes, mientras que los perros solo 10. Un gato, de hecho, tiene la capacidad de cambiar su maullido para conseguir lo que quiera. Puede hasta imitar el llanto de un bebé para obtener comida.

2. Los gatos no pueden saborear los sabores dulces: a diferencia de los humanos, los gatos no pueden saborear los sabores dulces porque carecen de los receptores gustativos necesarios. Se cree que esto se debe a su dieta carnívora, que no requiere la capacidad de detectar sabores dulces.

3. Los gatos no pueden ver directamente debajo de su nariz: debido a la ubicación de sus ojos, los gatos no pueden ver los objetos que están directamente debajo de su nariz. Es por eso que a menudo usan sus bigotes para detectar objetos que están cerca de ellos.

4.Los gatos tienen una estructura de clavícula única: a diferencia de los humanos y otros mamíferos, los gatos no tienen una clavícula que conecte las patas delanteras con el torso. En cambio, tienen una articulación flexible que les permite mover las piernas libremente y pasar por espacios estrechos.

5. Los gatos tienen una forma única de beber agua: a diferencia de los perros y otros animales, los gatos no se llevan el agua a la boca con la lengua. En su lugar, utilizan un método único para lamer el agua que consiste en sumergir la lengua en el agua y sacarla rápidamente, lo que crea una columna de agua de la que pueden beber.

¿Conocías algunas de estas curiosidades?